un poco de entrtenimiento

Loading...

domingo, 28 de octubre de 2007

historia de la iglesia pentecostal unida de colombia







UNA HISTORIA QUE NO TERMINAMARCHANDO HACIA LA CONSOLIDACIÓN
LA OBRA ENTRE 1952 Y 1955LA OBRA...
Hasta ahora se ha hecho un recuento basado fundamentalmente en el relato de algunas conversiones al evangelio, que fueron importantes en su entorno geográfico. Esos hermanos, en su mayoría fueron pilares y columnas, y de alguna manera se convirtieron en portaestandartes de la verdad. Por eso fueron perseguidos. Pero después que ya estaban convertidos y afirmados, la iglesia comenzó a expandirse aunque primero debía consolidar lo existente.
No fue tanto un proceso planeado y consciente, aunque Dios dirigió todo lo que se hizo, sino que fue más bien la hechura oportuna de las tareas diarias que la obra reclamaba.
No olvidemos que para el año que estamos tratando (1950), la obra del nombre en Colombia había tomado por lo menos tres vertientes:
- Una con los misioneros Berchtold a la cabeza, sobre todo en el oriente del país, que sería la Iglesia de las Buenas Nuevas.
- Dos, la que lideraba el hermano Larsen junto con la ayuda de otros misioneros, que se conocerá con el nombre de Iglesia Evangélica Pentecostal, y luego con el de la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia.
Y tres, la obra autónoma que dirigía la hermana Peari Cooper, pero que guardaba cierta relación con el hermano Larsen, ya que él le bautizaba a los convertidos al evangelio.
La misionera Perla (Pearl) tenía una obra en Cartagena y otra en Luruaco desde donde habían salido algunos obreros a las poblaciones circunvecinas. Pero ese sábado 22 de Julio de 1.950, los dos grupos se unieron y empezaron una campaña evangelística en la última población.
Victoriano Berdugo Vásquez, quien se había retirado de su empleo como ayudante de buses entre Cartagena y Barranquilla, se había dedicado a labores del campo, y le administraba a un primo suyo un sitio de baile, que funcionaba los fines de semana y los días festivos. Vivía en Feudales - corregimiento de Luruaco - y desde su época de ayudante de bus le preocupaba el hecho que si moría, que pasaría con su alma. Ese sábado la pregunta le volvió a inquietar al fumarse un cigarrillo, después del almuerzo, para disipar todos los pensamientos. Pero no pudo más, arrojó el cigarrillo y otras cosas que tenía y se arrodilló, y entregó su vida a Dios. Es que su padre era creyente desde el año 1947, cuando Perla Cooper llevó el mensaje del nombre de Jesús a su natal Villanueva en el departamento de Bolívar.
Así que, esa noche se fue con su amigo Francisco Parra a la campaña evangelística, en la que predicaba el hermano Campo Elias Bernal y le ayudaban en la celebración del culto la hermana María Duque con otros creyentes de Bucaramanga y la hermana Marciana de Villanueva, Bolívar.
Francisco Parra y Victoriano recibieron esa noche a Jesucristo como su Señor y Salvador. Francisco Parra lo recordaba muchos años después. " ... Yo fui convertido esa misma noche y me sentí tan ligado de mi Dios, que si me dicen que existía el Espíritu Santo yo lo recibo esa misma noche, pero me invitaron para el domingo, que era el día siguiente a las dos de la tarde y recibímos 25 varones el Espíritu Santo, entre ellos Victoriano Berdugo y yo.”
Hno. Eduardo ForeroHno. David HernándezPastor E Historiador.


Ese domingo, 23 de julio de 1950, invitado por la señorita Cooper, el hermano Larsen llegó a Luruaco para bautizar a los nuevos convertidos, y entre ellos Francisco Parra y Victoriano Berdugo.
De inmediato. Francisco empezó a predicar y a los pocos días fue llamado al ministerio. Había dificultades en el grupo de la hermana Cooper, pero Dios usó al hermano Parra para unir a los hermanos.Sin embargo, el hermano Parra empezó a sufrir persecución. Estuvo cuatro veces en la cárcel y era difícil llevar a cabo los cultos en los barrios porque venían las monjas con sus colegios y lo apedreaban, y cuando había contusos entre ellos acusaban al predicador, y no era fácil convencer las autoridades de lo contrario.
Por su parte el hermano Victoriano se retiró del grupo de la señorita Cooper por situaciones negativas que se presentaban al interior del mismo. Se fue para Guacamayal en el departamento del Magdalena, donde comenzó a trabajar en una compañía frutera. Allí asistía al culto con un grupo de creyentes del nombre que se reunía en esa población bajo la dirección de Carlos Suárez. Ellos, que antes habían sido trinitarios, habían estado unidos a la hermana Cooper, pero A tener dificultades con ella decidieron separarse. El hermano Caros fue nombrado pastor, pero con el paso del tiempo el grupo se desintegró.
Dijimos que cada lugar de predicación comenzaría a influir en su entorno, aunque no fuera de allí que enviaran a alguien a predicar, pero por la cercanía serviría de lugar de apoyo para orientar el proceso. Esto fue lo sucedido con la predicación en Armenia, que en ese tiempo pertenecía al departamento de Caldas.
Jorge Hernández era un ebanista que trabajaba en Bogotá, y en unas vacaciones en el año de 1949 viajó a la hoy capital del departamento del Quindío. Allí conoció el evangelio en la Alianza Misionera y se entregó al Señor. Perdió su empleo porque no siguió con su estilo de vida mundana. Regresó a Armenia, donde perseveró en la vida cristiana. Después abrió cultos en su casa, en un barrio humilde al que se había trasladado. Pero desde allí, con su grupo, le hacía mala propaganda a los pentecostales.
Jorge conoció a Eduardo Sema quien le habló del mensaje el Nombre de Jesús y lo invitó al culto pentecostal. Allí notó una gran diferencia entre los pentecostales y los de la Alianza, por lo que decidió convertirse al pentecostalismo. Esa misma semana fue bautizado junto con su hermano en el nombre de Jesús por el misionero William Drost.
Un hermano de apellido Buitrago prestó su casa para hacer los cultos mientras encontraban un lugar adecuado. Buscando hallaron un sótano, donde se realizó la primera Escuela Dominical. Ese día predicó Campo Elias Bemal. La iglesia fue creciendo en medio de persecuciones. En cada culto les tiraban piedras y el sacerdote de la Iglesia de San Francisco denunciaba todos los días a "los pentecostales del sótano", lo que a la larga se convirtió en una fuente de propaganda, porque las personas iban para conocer de forma personal lo que sucedía con ellos y se convertían al Señor. Hubo milagros, como el de un guerrillero a quien Dios sanó y por ello se entregó al evangelio, o el del zapatero que tenía su columna vertebral fracturada por que lo era minusválido. Cuando el pastor Alfredo Montenegro por él, quedó sano.
Dios seguía tocando vidas en Barranquilla como la de Silvia Figueroa, sobrina de Pedro Santiago. Ella llegó al Señor porque se dio cuenta que en la iglesia católica se adoraban imágenes, aunque les hacían la claridad que no las adoraban, sino que las veneraban como la foto de un ser querido. El día de su bautismo también lo fueron su madre y una hermana suya. Esta ceremonia la llevó a cabo el misionero Thompson. Ya había clases de Escuela Dominical para los adolescentes. A Silvia la enseñó la misionera SallieLemons. Recordaba muchos años después que entre las jóvenes de la iglesia en Barranquilla estaban María Laya, Elvira Peña, Beatriz Laya, Roquelina, Beatriz Martínez y otras.
Estando Campo Elias Bemal de novio con Gabriela Velásquez, decidieron contraer matrimonio. Este se llevó a en Medellín en el barrio Manrique Oriental, donde se hacían los cultos. Celebró la ceremonia el misionero William Drost.
Y dentro la de las estrategias para consolidar y desarrollar el crecimiento de la iglesia debe mencionarse los seminarios y todo tipo de reuniones que organizaban los directivos, a fin de enseñar las doctrinas e impartir formación a quienes servían en la iglesia. Esto reemplazó la falta de un instituto bíblico o seminario, al que debieran asistir obligatoriamente los que quisieran servir en el ministerio, aunque poco a poco se ha ido avanzando en esa dirección

Así pues se programó en 1952 un seminario para obreros en Bucaramanga. Tenía como objetivo "Buscar a quienes tenían llamamiento y formar a los jóvenes colombianos que incursionaban como nuevos obreros". Si los misioneros le notaban a un joven un poquito de talento lo estimulaban a que fuera y le facilitaban las cosas.
Los misioneros estaban preocupados porque Campo Elías se había casado con una recién convertida, por lo que le pidieron a este que la enviara al seminario. Cómo n0 tenía dinero para pagar el curso, los misioneros la becaron para que pudiera asistir. Ella tenía dos meses de embarazo cuando viajó a Bucaramanga a participar en dicho seminario.
En este evento, que duró cuatro meses, estudiaban de ocho a doce en la mañana y de dos a cinco en la tarde. Practicaban la predicación en la noche y los sábados el evangelismo. Hubo cinco maestros: Maclovio Gaxiola de Méjico, Eleanor de Johnston, Jorge Blanco, James Ball y Sallie Lemons. Hubo estudiantes de Barranquilla, Cali, Bucaramanga y Medellín. Recibieron clases sobre el Servicio, Historia, como trazar un mensaje, etc. Se observa la preocupación de los misioneros en que los nativos aprendan y se estructuren. Encontramos aquí un antecedente de nuestros institutos bíblicos. En forma incipiente se estaba dando la importancia debida a la educación cristiana. Sin embargo, el modelo no tomó un desarrollo más dinámico, sino que se vertió en estudios más o menos esporádicos e informales en los siguientes años.
De vuelta en Medellín, Gabriela le contó a su esposo las experiencias de Bucaramanga y Campo Elías estableció una reunión semanal para "futuros obreros". De vez en cuando ponía a predicar alguno de los que asistían a las reuniones. Los esposos Cadavid fueron los primeros que comenzaron a servir al Señor en esa ciudad.
Volvamos a Cali. Era el año de mil novecientos cincuenta y dos y Eucaris se dispuso a viajar a La Morena, donde estaba su familia, pues quería evangelizarlos. Como había mucha violencia en aquellas regiones, nadie quería acompañarla. Solo accedió a hacerlo una hermana de nombre Virginia. Esta, con mucho valor le dijo: "Yo voy con usted".
Eucaris Agudelo hizo todo un recorrido entre su familia y conocidos hablándoles del evangelio. Por medio de ella conocieron el mensaje Israel Reyes Morales, Luis Arango, Teodoro Agudelo, la lermana de Eucaris y su papá. También aceptaron al Señor, Isaías Fandiño y su familia, así como Manuel Gaíviz. Eucaris los evangelizaba, hacía un culto, ellos aceptaban el mensaje y el poder de Dios se derramaba. Era un gran avivamiento.
Por aquel tiempo, estando Eucaris en casa de su tío Teodoro, una mañana llegó su primo Saúl Ramírez y le dijo: "Verdad que tú haces temblar a la gente, verdad que hiciste temblar a Fandiño. Hazme temblar a mi también". Eucaris le dijo: "Yo no hago temblar a la genté, es el Señor; y usted no se burle, más bien venga con nosotros y entregúese al Señor". Y esa noche el Señor lo tomó y estuvo hablando en lenguas por horas, aún después que terminó el culto que celebraron donde los Arango.
Ella fue a Cali por el misionero Drost para tener los primeros bautismos en La Morena. Y regresó con él para llevarlos a cabo. Pero había una dificultad: no había pila bautismal ni río donde efectuarlos, pero tampoco un lugar para tener los primeros cultos.
El misionero comenzó a orar y a ayunar para que Dios le revelara donde iban a celebrar todo esto. Dios le mostró al hermano Drost. un hombre gordo, robusto y de tez colorada que montaba un caballo blanco. Lo buscó y alguien lo llevó a donde Isaías Fandiño.
Cuando Drost vio la finca de don Isaías y a él mismo, se dio cuenta que esa era la finca y ese era el hombre que había visto en la visión.
El señor Fandiño permitió celebrar el culto y los bautismos. El culto lo hicieron en un salón dispuesto para almacenar café y los bautismos en una piscina que se había construido para los patos y los gansos. Ese domingo celebraron la primera Escuela Dominical y se bautizaron 51 personas. El lugar se llenó como con trescientos asistentes.
El dueño de casa, que no pensaba bautizarse, también lo hizo. Él había escuchado el mensaje en la Unión Misionera, y no lo habían bautizado porque debía esperar, según ellos, a que se entregara toda la familia. Había estado reticente con la nueva doctrina, pero luego aceptó a Jesucristo.

3 comentarios:

CONQUISTADORES MAICAO dijo...

quieres saber cual es la verdadera historia de la Iglesia Pentecostal Unida.... escribeme a mi correo Jadier108@hotmail.com y conoce la otra cara de la moneda.... "la verdadera historia" lo que mno te cuentan tus pastores...

ANA22 dijo...

hola mas q un comentario es una consulta... ya eh consultado a otra iglesias y unos me dicen q es pecado y otros q no por q la biblia no lo prohibe cosa q es verdad... comento esto por hace 6 meses q salgo con mi primo hermano y nos amamos y los dos somos creyentes

ANA22 dijo...

mi correo es stef22_333@hotmail me gustaria saber q piensas ya q hace un tiempo me congrego en la iglesia pentecostel unida de cordoba